¿Qué pasa con el 4 de copas? ¿Qué tiene ese pobre infeliz que nadie lo quiere?

La historia de la baraja española cuenta que el 4 es el número de la suerte. 4 hojas tiene un trébol de los buenos. 4 amigos para jugar un truco pasable. 4 patas en una mesa. 4 esquinas tiene una manzana. 4...4...4...

La copa es sinónimo de compañerismo. Una birra. Una coca. Un vino. Genéricamente una copa.

Entonces ¿por qué lo tildan de yeta al 4? Eso es porque quien lo hace no sabe que el 4 sirve para el envido, para la flor, y lo mejor de todo: ¡para mentir! Si es que ¿para qué jugar al truco sin mentir? Es lo más lindo cuando uno miente con el 4 de copas, no le quieren, y siente ese saborcito interior de regocijo, si es que no es de los típicos aduladores orgullosos que refriegan el 4 por la cara. Esos son los peores, porque para la próxima ya se deschavan.

Y bue...acá les dejo mi humilde aporte en defensa del 4 de copas.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

               

Artículos más recientes